El kiosco morisco de Santa María la Ribera, joya arquitectónica de la cdMX

El kiosco morisco de Santa María la Ribera, ubicado entre las calles Dr. AtlSalvador Díaz Mirón, es posiblemente uno de los baluartes arquitectónicos de la ciudad de México menos conocido.

 

Fue diseñado por el arquitecto mexicano José Ramón Ibarrola para fungir como el pabellón de México en la Exposición Universal de New Orleans, entre 1884 y 1885, así como en la fería de San Luis Missouri en 1904; el mero periodo porfiriano, pues.

Al ser una estructura de hierro desarmable (y fundida en la acerera de Andrew Carnegie, en Pittsburgh, Pensilvania), regresó a México después de cumplir su función como representación nacional en el extranjero.

El primer lugar en el que se colocó el kiosco morisco de Santa María la Ribera, fue la cara sur de la Alameda Central, pero al ser proyectada la construcción del Hemiciclo a Juárez, debió cambiar de sitio. Los vecino de Santa María la Ribera solicitaron dicha estructura para adornar su barrio, y es ahí donde, desde 1910, reside actualmente.

Se le llama morisco debido al estilo de sus adornos y detalles, de claros rasgos árabes. Según México Desconocido,

toda la armazón ostenta llamativos arcos y columnas con ornamentos que recuerdan sobre todo el estilo mudéjar de la Península Ibérica, es decir, el estilo islámico que prevaleció en España durante la dominación árabe y después incluso de la Reconquista, un periodo histórico comprendido entre el siglo VII hasta bien entrado el siglo XV de nuestra era.

Fue declarado Monumento Artístico de la Nación en 1927 por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, y se ha convertido en un importante punto de reunión y de admiración. Los vecinos llevan a cabo actividades culturales, de ocio y esparcimiento. Mientras que los turistas, con cámara en mano, tratan de captar cada ángulo y cada patrón de tan increíble monumento.

Y bueno, al ser este un blog dedicado a la fotografía, mal haríamos si no colocáramos algunas imágenes (exclusivas) para ilustrar la belleza de este estructura que asombra por su hermosura a propios y extraños.

Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook; Instagram, Twitter, YouTube y Pinterest, así como compartir esta entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *